Estilo y salud, Sin categorizar

Gafas o lentillas: ¿Qué opción es mejor?

Una de las preguntas que más nos hacen nuestros clientes es que si es mejor utilizar gafas o lentillas. Es cierto que es una decisión algo difícil y realmente cualquier cosa es válida en la mayoría de los casos (¡Ojo! no en todos). Por esto, en este post te explicaremos las ventajas e inconvenientes de las gafas o lentillas para que puedas tener una visión más completa a la hora de elegir.

¿La solución más normal? Gafas

Efectivamente, la solución más normal y corriente a nuestros problemas de visión son las gafas. A día de hoy es la solución más buscada ya que no se trata solo de un tratamiento para nuestros problemas de visión sino que también se han convertido en un artículo de moda, un complemento más que utilizamos día a día gracias ala multitud de diseños, formas y colores que encontramos.

Gafas o lentillas

Visto desde un punto de vista de salud, también es la solución más recomendada por los especialistas ya que a día de hoy son mucho más simples y cómodas que antes. Además, que naturalmente los problemas de visión quedan solventados en un gesto muy sencillo: es ponerse unas gafas.

¿Y las lentillas?

Cuando nos debatimos entre gafas o lentillas, las lentillas siempre quedan como una opción secundaria o complementaria. Es cierto que son muy cómodas, ya que nos las ponemos por la mañana y podemos estar con ellas todo el día y disfrutar de una visión correcta y ver nuestra cara libre de gafas. Además, resultan más cómodas para realizar deportes al aire libre como atletismo, senderismo o fútbol.

Gafas o lentillas

Si lo vemos desde el punto de vista de los especialistas, la mayor ventaja que obtenemos con las lentillas es un mayor campo de visión corregida, sin ángulos muertos porque nos cubre la superficie del ojo. En relación a esto, las lentillas tocan directamente la superficie del ojo por ello es muy importante mantenerlas siempre limpias, especialmente aquellas que no son de un solo uso. Utiliza tu líquido de lentillas siempre que te las quites o te las pongas y, por supuesto, las manos siempre deben estar limpias antes de tocarnos los ojos.

En cuanto a los inconvenientes, debemos hablar de temas de alergia, ya que las lentillas están hechas de materiales que pueden provocar ciertas reacciones. Es importante que pases unos días con tus lentillas para adaptarte y, si no notas molestias ni ninguna reacción adversa, entonces ya te hagas con unas definitivas.

Existes diferentes tipos de lentillas:

  • Diarias: Su vida útil es de un día.
  • Quincenales: Se cambian cada 15 días.
  • Mensuales: Las más comunes ya que su vida útil es de un mes.
  • Anuales: Suelen ser más rígidas que la demás, ya que son consideradas de larga duración.

En ninguno de estos casos es recomendable sobrepasar la vida útil de las lentillas ya que pueden causar efectos adversos bastante molestos como picor, escozor, enrojecimiento o borrosidad de la vista.

¿Qué es mejor? ¿Gafas o lentillas?

En respuesta a la gran pregunta, lo ideal es una combinación de ambas, pero al final es una decisión personal que tiene que encajar con tu estilo y tu comodidad.

Gafas o lentillas

Es cierto que hay gente muy acostumbrada a llevar lentillas que apenas utilizan gafas graduadas en su vida diaria, pero es cierto que de vez en cuando viene bien tener un descanso de estas, limpiarlas y utilizar gafas convencionales. En cuanto a la gente que nunca las ha llevado, hemos de decir que se trata de un proceso de adaptación porque, al final, hay un objeto que toca directamente la superficie ocular y requiere práctica para no hacernos daño.

En conclusión, al hablar de gafas o lentillas, lo más importante es que pensemos en cómo nos vemos mejor y cómo de cómodos estamos. También es importante pensar en la higiene de ambos productos y su conservación. En caso de dudas, no dudes en pedir consejo y recomendaciones en tu óptica de confianza.

Volver a la lista